Sobre la Feria del  Sol de Mérida y el abono para el 2013

 

La Feria del Sol es el nombre de la feria taurina que se celebra en Mérida, Venezuela, durante el mes de febrero coincidiendo con las fiestas de Carnaval. Esta feria, además de los festejos taurinos, incluye en su programa eventos  culturales, comerciales, ganaderos y festejos populares.

 

La feria es relativamente  moderna, aunque en Mérida se celebraban corridas sueltas, no existía una feria organizada hasta 1967, cuando un grupo de aficionados decidió construir una plaza nueva e instituir una feria taurina. La primera feria se celebró en diciembre del 1967 con un abono de solamente dos corridas pero, debido a que ese mes llueve mucho en la zona, decidieron cambiar la feria a otra fecha con mejor clima.  Así que desde 1969 las corridas se han dado en febrero con el nombre de la Feria del Sol. En la actualidad es una de las ferias más importantes de Venezuela

 

La Feria del Sol-2013 comenzó el jueves 7 de febrero con una novillada y concluyó el martes 12 del mismo mes con una corrida de toros. Durante esos seis días se dieron una novillada con picadores, una corrida de rejones y cinco corridas de toros, una de ellas mixta.

 

En los carteles destacaban los diestros españoles Manuel Díaz “El Cordobés”, Juan José Padilla, David Fandila “El Fandi” que hizo doblete, Daniel Luque, Iván Fandiño y Alejandro Talavante, mas el francés Juan Bautista y el venezolano Leonardo Benítez. De los rejoneadores, la principal atracción era  la presencia del caballero merídense José Luis Rodríguez en la corrida mixta y en la de rejones.

Resumo esta feria primero insertando los carteles de los siete festejos con las reseñas,  basadas en la información aparecida  en los medios cibernéticos,. Luego incluyo algunos datos cuantitativos y comentarios sobre los hechos más relevantes sucedidos en los festejos, enfatizando los logros de los actuantes que obtuvieron trofeos. Debo advertir que no debiera extrañar la cantidad de trofeos que se conceden en la Monumental meridense,  pues el público no es muy exigente y aprecia y premia el esfuerzo los toreros hacen por satisfacer a la concurrencia.

 

Carteles con reseñas

 

Según los datos arriba, en las cinco corridas se cortaron 25 orejas. Además en la corrida de rejones se concedió un trofeo y otro en la novillada. En total se cortaron 27 orejas y 9 toreros salieron a hombros.

Del ganado lidiado sobresalió sobremanera el encastado y noble encierro de Santa Fe, del que un toro fue indultado y a otros tres les cortaron cuatro orejas. Este hierro recibió el premio "Feria Sol" a la mejor ganadería del ciclo. También un astado con el hierro de El Prado fue indultado y premiado como el "Mejor toro" lidiado durante la feria.  Fue muy noble el encierro de Juan Benardo Caicedo, del que tres reses fueron desorejadas por partida doble.

Con respecto a la asistencia a la plaza por las reseñas se deduce que el coso se llenó, o casi se llenó, en las corridas del domingo 9 y en la del lunes 11; se cubrió en tres cuartas partes del aforo en las corridas del viernes 8 y en el festejo nocturno de  rejones.  Hubo media plaza cubierta en la corrida de toros del domingo 10 y en la última del ciclo, y solo una cuarta parte llena en la novillada.

 

Comentarios

 

Ahora, comentaré sobre los hechos más relevante sucedidos en los siete festejos con énfasis en los actuantes que sobresalieron obteniendo algún trofeo.

La novillada

El ciclo ferial se inició con una novillada a beneficio de la Escuela Taurina Humberto Álvarez de Mérida con un cartel compuesto por seis jóvenes novilleros venezolanos con poca experiencia que, buscando un triunfo para salir adelante, lidiaron cinco utreros de Los Aranguez y uno de Campo Pequeño que tuvieron presencia, pero dieron un juego variado. El único que consiguió el triunfo fue Ángel Miguel Guía “El Orfebre" que, enfrentándose con el mejor novillo, mostró tener oficio y sitio para ser un candidato para el relevo del elenco taurino nacional. Toreó con ambas manos con mando y temple, y al terminar la faena con un efectivo espadazo, cortó el único trofeo concedido esa tarde.

 

Los rejoneadores

El viernes 8, en la corrida mixta, José Luis Rodríguez cortó una oreja a un toro de Juan Bernardo Caicedo. Su labor tuvo mérito pues el toro, aunque noble, era quedado, y el caballero lo cuidó haciéndolo durar para poder lucirse. Sobresalió especialmente colocado banderillas cortas. En el festejo de rejones del día 10 dio una vuelta al ruedo.

En el festejo nocturno únicamente el rejoneador portugués Marcos Tenorio Bastinhas cortó una oreja. Se lidió un manejable encierro de Campo Pequeño, que no fue completamente aprovechado por los caballeros restantes. Los que estuvieron más cerca de llevarse un trofeo fueron Sonia Matías y  José Luis Rodríguez, pero sus premios se quedaron en una vuelta al ruedo. Antes de comenzar el festejo con la plaza alumbrada solo con farolillos, se paseó en procesión una imagen de la Virgen del Rocío, acto que ya es tradicional en la Feria del Sol.

Las corridas de toros,

 

En las corridas de toros El Fandi cortó cuatro orejas, Leonardo Benítez, tres, dos de ellas simbólicas; El Cordobés, Padilla, Fandiño, Talavante, Orellana y, El Califa de Aragua, dos, mas Bautista dos simbólicas al indultar un toro. Todos estos diestros salieron de la plaza a hombros. Además, al diestro español  Daniel Luque y a los venezolanos “El Pino” y Alexander Guillén se les concedieron un trofeo.

 

El Cordobés, Padilla y Orellana empatan a dos orejas en la primera corrida

La Feria venezolana de Mérida no pudo tener mejor comienzo, ya que los diestros españoles El Cordobés y Padilla y el venezolano  Orellana salieron a hombros al cortar dos orejas cada uno. Lidiaron un manejable encierro de Juan Bernardo Caicedo. Abrió plaza el rejoneador José Luis Rodríguez que también cortó una oreja.

 El Cordobés abrevió con el tardo y parado primer astado, y al noble cuarto lo toreó con templanza y ligazón haciéndole un toreo clásico en la primera parte de la faena, para luego continuar con un toreo variado con adornos y desplantes que fue  apreciado por la galería. Mató de una estocada y paseó las dos primeras orejas de las seis otorgadas en el entretenido festejo.

Padilla también cortó dos orejas al quinto toro. Entusiasmó en el segundo tercio, y tras una faena compuesta de ligadas series de naturales y derechazos, complementadas con pases de adornos, al matar pronto paseó otras dos orejas. Antes con el  deslucido segundo astado estuvo  decidido pero sin poder completar una ligada faena.

El venezolano Orellana fue el primero en puntuar con el sobrero de Santa Fe, ya que el anunciado astado de Juan Bernardo Caicedo fue retirado. Dio el primer toque de atención al ejecutar unas templadas verónicas, para luego con la muleta completar una lucida y centrada faena, rematada con un espadazo, que requirió de un golpe de descabello. Un doble trofeo fue el premio. Al apagado y falto de fondo sexto toro, primero lo dominó, pero al no poderle ligar faena, abrevió. Lo remató de una estocada recibiendo. Oyó palmas,

El Fandi cuatro apéndices en dos tardes y Luque uno en una actuación

El diestro granadino, el único espada que hizo doblete en la feria,  actuó en las corrida del sábado y en la del lunes. En la primera obtuvo tres trofeos y en la segunda uno. El sábado compartió cartel con su compatriota Daniel Luque y con el venezolano Otto Rodríguez, lidiando toros manejables, pero justos de presencia, de la ganadería colombiana de Ernesto Gutiérrez. Otto no relució en su hacer con el lote menos potable, siendo silenciado, mientras que Daniel, que debutaba en Mérida, cortó un trofeo.

El Fandi volvió a reverdecer los laureles obtenidos en años anteriores en Mérida. Aprovechó el noble y bravo segundo astado toreándolo por ambos lados con series de templados y largos muletazos que recalentaron los tendidos que ya los había puesto ardientes al colocar tres emocionantes pares de banderillas. Mató con efectividad y paseó dos orejas después que el animal fuera premiado con una vuelta al ruedo. Al quinto lo recibió con una larga cambiada de rodillas para seguir veroniqueándolo con clase y ajuste. Volvió a arrollar en el segundo tercio, antes de ejecutar una variada faena. El toro se rajó y no pudo ejecutarle bien la suerte suprema, no obstante le concedieron una oreja. En el festejo del lunes dos toros de Rancho Grande, blandos y con poca transmisión, no le dieron la oportunidad de repetir el triunfo que había tenido en su primera actuación. No obstante, con su tesón y conocida habilidad lidiadora, dándole pausas y sitio al segundo astado de su lote, se las avió para sacarle algún partido, y así arrancarle una oreja. En cambió, no pudo lucirse ni siquiera en banderillas con el remolón primer astado. En conjunto su buena actuación total lo calificó para ganarse el premio “Sol de Oro”, otorgado  al máximo triunfador de la feria

Con el toro de su debut, un animal con peligro y dificultades, Luque se jugó el pellejo al ejecutar series de derechazos con clase y hondura y dar unos templados naturales y terminar pegándose un arrimón antes de matar con una estocada desprendida. Cortó una oreja. Con el segundo de su lote estuvo muy decidido y fue ovacionado.

A hombros Bautista, Fandiño y El Califa de Aragua

En la corrida del domingo un gran encierro  de Santa Fe, que al completarse ciclo ferial fue premiado como la mejor ganadería, colaboró para que el francés Juan Bautista, el español  Iván Fandiño y el venezolano El Califa de Aragua dieran una buena tarde de toros.

El diestro francés indultó al noble y enrazado cuarto toro de Santa Fe que no se cansaba de embestir. Lo recibió con una larga cambiada, e incluso lo banderilleó. En el último tercio, le compuso una faena larga, compuesta de varias series de muletazos muy ligados y templados. La gente comenzó a pedir el indulto mientras el diestro francés entregado continuaba dando excelentes pases hasta que el presidente concedió el indulto, otorgándole las dos orejas simbólicas al torero. Juan también había toreado bien de capote al que toro que abrió el festejo, y con la muleta comenzó bien la faena, pero la poca fuerza del toro causó que su hacer viniera a menos. La espada cayó mal y el posible trofeo quedó en una fuerte ovación.

El diestro español toreó con mucho tesón, gusto y entrega a su primero, haciendo  un toreo sobrio, hondo y parsimonioso con pocas concesiones a la galería, y al firmar su clásica e intensa  labor con una estocada de efecto rápido, le concedieron un merecido doble trofeo. Con su parado segundo  no le fue posible redondear faena y, ante la imposibilidad, decidió abreviar, siendo silenciado. Iván también se lució con el capote al lancear con clase y elegancia a ambos toros de su lote..  

El Califa de Aragua sigue sumando triunfos en su tierra y en Mérida ha tenido otro más. Lo mejor lo consiguió hacer con el tercer cornúpeta. Le completó un excelente segundo tercio, y con la muleta consiguió tener pasajes muy interesantes dando templados muletazos. Al matar bien se mereció las dos orejas. Su segundo toro fue retirado  a los corrales por romperse un pitón. El sobrero fue manso y complicado, y en el último tercio se refugió en tablas, allí el venezolano se vio obligado a abreviar después de intentar sacarle algún partido.  Cobró una gran estocada y fue ovacionado por su esfuerzo.

Tres orejas, dos de ellas simbólicas, para Benítez y dos normales para Talavante 

En la penúltima corrida hubo un indulto y se concedieron seis orejas, dos se llevó Talavante y tres, dos de ellas simbólicas, Benítez y, como ya comenté antes, una la cortó El Fandi. Lidiaron un noble y manejable encierro con tres toros de Rancho Grande y tres de El Prado.

Benítez estuvo muy por encima del  toro de Rancho Grande que abrió plaza, la excepción de encierro, pues era complicado y áspero. El diestro lo toreó con firmeza y mando y, al mandarlo al desolladero con una buena estocada, hubo una petición de oreja que fue atendida por el presidente. El venezolano tuvo la buena suerte que el cuarto astado estuviera reparado de la vista, por lo que fue retirado a los corrales. En su lugar salió un toro de bandera de El Prado que el diestro aprovechó, cuajándole una intensa faena con series de bien ejecutados múltiples muletazos, sobresaliendo el toreo con la mano izquierda.  Merecidamente el astado fue indultado y el torero premiado con dos orejas simbólicas.

El otro gran momento de la tarde estuvo a cargo de Talavante que supo sacarle partido al último toro lidiado.  Con la firmeza y la inspiración que caracteriza a este creativo espada, le hizo un trasteo templado y de mucho ajuste para luego rematar al buen animal de un espadazo que hizo rodar al toro. Se ganó dos merecidas orejas. Con el tercero tuvo menos opciones y le completó una faena intermitente con poco ligue. Fue ovacionado.

Marcos Peña “El Pino y Alexander Guillén ponen fin a la feria llevándose un trofeo de poco peso

No hay mucho positivo para comentar del festejo que cerró la feria, pues Marcos Peña "El Pino", Alexander Guillén, Iker Cobo y José Miguel Parra, cuatro toreros con poca experiencia, tuvieron que enfrentarse como pudieron con el peor encierro de la feria, que estaba compuesto por toros complicados y deslucidos de diferentes ganaderías. Los mejores momentos del festejo lo proveyeron El Pino en su primer toro  y Guillén en su segundo, a los que le cortaron un apéndice después de con valor hacerles voluntariosas faenas.  Cobo y Parra fueron los autores de los peores instantes. Cobo por ser silenciado después de lidiar el peor lote del mal encierro, y Parra por tener que retirarse a la enfermería después de lidiar al único toro que mató por haber sido herido en el ojo por una banderilla.

Fue una lástima que la exitosa Feria del Sol 2013 se cerrara con un mediocre festejo

Trofeos oficiales “Sol de Oro”

Al concluir la última corrida de la Feria del Sol-2013 un jurado especial de la Comisión Taurina Municipal seleccionó a los toreros y ganaderías recipientes de los galardones que premian la excelencia en diferentes categorías. Estos son los resultados de las deliberaciones del jurado:

 

*Fotos  de archivo y cartel por Pedro Escacena.