NOTA: Con la intención de que el lector tenga un concepto general de los resultados de algunas ferias importantes sudamericanas de la temporada invernal 2013-14  resumo lo más relevante sucedido en los abonos de esas ferias.

 

Mi método es simple, primero hago algunos comentarios sobre la feria y el abono. Luego, añado la lista de los carteles, mostrando los resultados de toros y toreros en forma de reseñas, basadas en los datos que aparecen en la prensa cibernética, y adjunto unas breves conclusiones cuantitativas. 

 

Continuo haciendo unos comentarios con énfasis en los diestros que han sobresalido en sus actuaciones en los festejos de esas ferias, y sobre el ganado lidiado. Y si  se conceden premios por lo mejor efectuado en la feria, concluyo el resumen anotando los nombres de los ganadores de esos trofeos.

 

En estos resúmenes, excepto cuando los festejos han sido televisados, en lo posible modero mis opiniones por no haber sido testigo de los acontecimientos.

Sobre la Feria del Señor de los Cristales y el abono de su edición  2013

Colombia se ha convertido en el país sudamericano en donde hay más actividad taurina en la temporada invernal, y en la ciudad de Cali se  celebra la primera feria importante del extenso calendario taurino invernal colombiano.

La Feria del Señor de los Cristales fue instituida en 1957 y pronto se convirtió en una de las más importantes del hemisferio. Los festejos se celebran en la bella Monumental Plaza de Toros de Cañaveralejo, la que fue inaugurada el mismo año de la primera feria, y tiene una capacidad para cerca de 17,000 espectadores.

Desde sus comienzos la Feria del Señor de los Cristales ha presentado los abonos más atractivos de la nación, con la inclusión de varias grandes figuras españolas. En cambio, en los últimos años los carteles, en conjunto, han sido, aunque atractivos, menos redondeados. Por ejemplo, en esta edición, de las máximas figuras solamente José María Manzanares y Miguel Angel Perera han entrado en el abono. También, la cantidad de festejos se ha ido reduciendo de una decena de festejos a seis. Además, la asistencia al coso de Cañaveralejo poco a poco ha ido disminuyendo hasta tocar fondo en la feria del 2012, cuando solamente se cubrió apenas el 45% del aforo, mientras que hace unos años era común que la plaza casi se llenara en la mayoría de los festejos feriales.

El ciclo de esta edición 2013, versión 56ª de la feria, constó de seis corridas de toros que se celebraron, entre el jueves 26 y el martes 31 de diciembre. Se ha eliminado el clásico festival, en el cual toreaban gratis varios toreros que actuaban en los festejos mayores. Antes de comenzar la feria se dieron varias novilladas. La última se celebró el domingo 22.

Los 18 puestos en las seis corridas de toros fueron ocupados por 14 matadores de toros, los diestro españoles Manzanares, Perera, Padilla, Ferrera, El Fandi, Fandiño, Javier Castaño y Alberto Aguilar, y por los toreros colombianos, Luis Bolívar, Paco Perlaza, Ricardo Rivera, José Fernando Alzate,  Paco Perlaza, sustituyendo a Sebastián Ritter, y Luis Miguel Castrillón, que tomará la alternativa. Bolívar actuó en tres festejos y Perera  Fandiño y Perlaza hicieron doblete. Los demás diestros solo hicieron el paseíllo una tarde.

A continuación, primero aparecen los carteles de los seis festejos del abono, mostrando los resultados en forma de reseña. Luego, hago una breve referencia numérica basada en las reseñas, seguida por unos comentarios sobre lo más relevante acontecido en cada festejo .Concluyo el resumen con un anexo que muestra los ganadores de los galardones “Señor de los Cristales", otorgados a los triunfadores de la feria. La información ha sido recopilada en los portales de la prensa cibernética:

Carteles y resultados numéricos

Estos son los carteles con los resultados, seguidos por unos datos cuantitativos:

Cali (Colombia). Primera de feria. Jueves 26, de diciembre. Toros de Mondoñedo (bien presentados, con dificultades; el más encastado el tercero) para para Javier Castaño (silencio; silencio), Alberto Aguilar (herido en su primero, Castaño remató al toro) y José Fernando Alzate (silencio tras  tres avisos; saludos tras petición; oreja). Entrada: 1/2. Incidencia: se guardó un minuto de silencio en memoria del  ganadero Eduardo Estela y el escritor Antonio Caballero.

Cali (Colombia). Segunda de feria. Viernes, 27 de diciembre. Toros de Juan Bernardo Caicedo (desiguales de presentación y en conjunto faltos de fuerza y con la casta justa, pero manejables; el mejor el bravo y noble quinto) para Antonio Ferrera (silencio; ovación), Luis Bolívar (ovación; oreja con petición de la segunda) e Iván Fandiño (oreja; ovación). Entrada: 3/4.

Cali (Colombia). Tercera de feria. Sábado, 28 de diciembre. Toros de Las Ventas del Espíritu Santo (nobles en conjunto, sobresalieron el  primero y cuarto, y al quinto se le dio una vuelta al ruedo; los menos manejables el tercero y sexto) para El Fandi (vuelta tras petición de oreja; oreja), José María Manzanares (saludos tras aviso; dos orejas; salida a hombros) y Luis Bolívar (silencio; silencio ). Entrada: lleno. Incidencias: el festejo comenzó con 15 minutos de retraso por tener que esperar que el público se acomodara en los tendidos, y saludaron Francisco Amores y Emerson Pineda tras banderillear al quinto.

Cali (Colombia), Cuarta de feria. Domingo, 29 de diciembre. Siete toros de Fuentelapeña, el séptimo de regalo (dispares de presentación, mansearon en conjunto, las excepciones fueron el bravo y noble segundo, premiado con la vuelta al ruedo, y el manejable tercero) para; Juan José Padilla (ovación; silencio tras tres avisos; dos orejas en el de regalo; salida a hombros),  Paco Perlaza, que sustituía Sebastián Ritter (dos orejas; palmas; salida a hombros) y Miguel Angel Perera (oreja; silencio). Entrada: 1/2.

Cali (Colombia), Quinta de feria. Lunes 30 de diciembre. Toros de Ernesto González Caicedo (justos de presencia y nobles en conjunto, el cuarto premiado con la vuelta al ruedo) para Miguel Angel Perera (oreja; dos orejas; salida en hombros), Iván Fandiño (ovación; ovación) y Luis Miguel Castrillón, que tomaba la alternativa (saludos; oreja). Entrada: 1/2.

CALI (Colombia).  Sexta y última de feria. Martes, 31 de diciembre. Toros de Guachicono (bien presentados con trapío, bien armados y en conjunto con dificultades, el mejor, el noble y bravo tercero) para Paco Perlaza (aplausos; aplausos), Luís Bolívar (ovación; oreja) y Ricardo Rivera (oreja; ovación). Entrada: 1/2.

Los datos numéricos en las reseñas de las seis corridas de toros muestran que se concedieron 18 orejas. Perera obtuvo cuatro orejas, Manzanares, Padilla, Bolívar, Perlaza y Fandiño obtuvieron dos apéndices; mientras que los matadores El Fandi, Alzate, Ricardo Rivera y el recién alternativado Castrillón cortaron una. Por otro lado, la Puerta del Señor de los Cristales se abrió para permitir que por ella  salieran Manzanares, Padilla, Perera y Perlaza. En Cali es necesario desorejar por partida doble a un toro para salir en hombros por esa puerta. En lo negativo los espadas Padilla y Alzate oyeron los tres avisos en uno de sus toros.

Referente al ganado, 3 toros fueron premiados con una a vuelta al ruedo póstuma, uno de Las Ventas del Espíritu Santo, otro de Fuentelapeña más uno de Ernesto González Caicedo.

Los datos también muestran que la asistencia a la plaza, como la temporada anterior, no fue masiva, ya que el coso de Cañaveralejo solamente se llenó en el festejo del día 28, mientras que el público cubrió tres cuartas partes del aforo en el festejo del día 27 de diciembre; y cubrió  media plaza en las cuatro corridas restantes.

Comentarios sobre lo más relevante sucedido en los festejos, con énfasis en los diestros triunfadores

Primera de feria

Los españoles Javier Castaño y Alberto Aguilar y el colombiano José Fernando Alzate abrieron la Feria del Señor de los Cristales, lidiando un complicado y serio encierro de Mondoñedo, del cual el más bravo y manejable fue el tercer astado, el que mereció un arrastre lento. Al Aguilar ser cogido por el segundo astado que le infirió una cornada en el gemelo de la pierna izquierda, tuvo que ser llevado a la enfermería y Castaño tuvo  que rematar al difícil animal. El festejo se quedó en un mano a mano, del que el diestro colombiano podría considerase el triunfador, al córtarle una oreja al sexto toro.

Alzate se mereció el premio más por su total entrega y valor que transmitió emoción a los tendidos, que por completar una brillante faena. Fue volteado de muy fea manera saliendo ileso, y al terminar con el complicado astado con una buena estocada, paseó  la única oreja concedida esa tarde. Mostró la misma determinación en sus otros dos toros, pero en la lidia se le notó la falta de oficio, ya que el joven diestro apenas lleva toreadas una docena de corridas de toros en su carrera. Falló con los aceros al rematar al tercer buen astado escuchando los tres avisos y, en cambio, al matar bien al difícil segundo astado de su lote, saludó tras una petición de oreja, no concedida.

Javier Castaño se enfrentó con el peor lote, y a pesar de su maestría y su deseo de agradar, a ninguno pudo completarle una lucida faena. Fue silenciado en ambos al retirarse al callejón.

Aguilar de la enfermería fue trasladado a la clínica Imbanaco de Cali, en donde fue intervenido. Este es el parte facultativo:

Segunda de feria

En la segunda corrida del ciclo, Luis Bolívar, en su primera presentación de las tres que hizo en la feria, cortó una oreja al noble y bravo quinto toro de Juan Bernardo Caicedo, el mejor astado del descastado y falto de fuerza, aunque manejable, encierro. Otro apéndice se lo llevó Fandiño , mientras que Antonio Ferrera no puntuó en su presentación y despedida del coso caleño.

Bolívar con el deslucido y protestón segundo toro, estuvo tesonero y valiente al intentar de cuajar faena y, al matar de  una estocada caída, fue ovacionado. De su actuación con el bravo quinto, cito lo que escribió Alfonso Lopera en Mundotro.com:

Fandiño cortó la primera oreja de la tarde al tercero bis, un ejemplar de la misma ganadería que sustituyó al titular por este romperse un pitón al estrellarse en un burladero. El animal, que era noble y bravo en el primer tercio, se vino a menos en el último tercio. El diestro vasco veroniqueó con elegancia e hizo un bonito quite por chicuelinas ligadas con tafalleras. Con la muleta, Iván, con firmeza y quietud, completó una faena básicamente derechista, ligando series de templados y largos derechazos. También brillo en una serie de clásicos naturales. Su labor decayó algo al toro rajarse, pero al matar de una efectiva estocada paseó una oreja. En conjunto, el  sobrio y fino diestro estuvo por encima de las condiciones del toro. Con el sexto también se lució con el capote, y con la muleta, a base de valor y técnica, le completó una faena intensa, antes de cobrar un buena estocada, pero al toro tardar en doblar tuvo que usar el descabello. El premio quedó en una ovación.

Antonio Ferrera fue silenciado al despachar al primero de la tarde, y ovacionado al lidiar con voluntad al cuarto toro. Ambos astados ayudaron poco al diestro extremeño. Su punto flaco fue el fallar con los aceros en sus dos intervenciones, pinchando varias veces, y lo más sobresaliente que realizó fue el completar dos espectaculares tercios de banderillas, que fueron premiados con fuertes aplausos.

Tercera de feria

En la tercera corrida, la feria fue a más en todos los conceptos, ya que la plaza se llenó, se lidió un  buen encierro de de Las Ventas del Espíritu Santo, del cual al quinto toro se le dio la vuelta al ruedo. José María Manzanares abrió  la Puerta  de Señor de los Cristales del coso de Cañaveralejo ,al desorejar a ese buen quinto animal, y El Fandi cortó un oreja, que pudieran haber sido dos. Lo único discordante fue que Luis Bolívar en su segunda tarde, con el lote menos adecuado para el éxito,  a pesar de sus esfuerzos, no pudo repetir el triunfo que consiguió en el festejo del día anterior. Fue silenciado al despachar ambos toros de su lote.

Manzanares le bordó al buen quinto una faena de las que impactan. Después de lucirsecon el capote, con la muleta toreó con absoluta naturalidad, finesa, elegancia y gusto. Las tandas de profundos derechazos parecían efectuados a cámara lenta, y cuando el astado comenzó a pararse, dándole los tiempos justos, ligó unos airosos naturales. Concluyó su labor con unos circulares super lentos, y remató al animal con unas de sus famosas estocadas. Dio la vuelta al ruedo mostrando el doble trofeo tan bien ganado. Con su primero, un noble, pero soso animal, a la elegante faena le faltó algo de transmisión, pero no momentos en los que Manzanares dio muestras de lo bueno que sucedería en el quinto. En cambio, el  alicantino falló con lo que es su fuerte, la espada. Fue aplaudido.  El maestro alicantino esta tarde reapareció triunfalmente en  Cali, en donde había estado anunciado en los abonos de la tres ferias anteriores, pero tuvo que cancelar su presencia por razones de salud. La espera valió la pena.

El Fandi, en su actuación con sus dos buenos toros, divirtió al personal con su variado,vibrante y espectacular toreo en los tres tercios. Con el capote ejecutó lances diversos tanto de pie como de rodillas. En el segundo tercio colocó excelentes pares de banderillas y jugueteó a cuerpo limpio con el toro. Con la muleta, la faena mejor lograda se la ejecutó al segundo astado de su lote. La comenzó con derechazos de rodillas en los medios, y la continuó con templadas tandas de naturales y derechazos, más unos adornos, y al matar de una buena estocada, paseó el trofeo. Antes, a su primero, también le realizó una vistosa faena, y el público pidió con fuerza otro trofeo, a pesar de la estocada ser defectuosa, con salida por el  costillar. El presidente no lo concedió, siendo abroncado mientras el maestro granadino daba una vuelta al ruedo.

La cuarta de feria

En domingo en la cuarta corrida Padilla y Perlaza salieron a hombros del coso Cañaveralejo, mientras que Miguel Angel Perera salía a pie, aunque con una oreja en su haber. El maestro extremeño tendría que esperar hasta el día siguiente para él también abrir la Puerta de los Cristales. Del encierro de Fuentelapeña, al que le faltó casta, destacaron el bravo segundo toro y el astado de regalo lidiado en séptimo lugar.

Alvaro Cruz en Opinionytoros.com así comentaba sobre la dispar actuación del diestro jerezano, que pasó de ver como le devolvían al corral al cuarto astado a experimentar el placer de obtener un gran triunfo con el toro que regaló:

Paco Perlaza, que sustituía a Sebastián Ritter, desorejó al segundo, un bravo y noble bien armado astado de Fuentelapeña. Se lució dando unos lances cargando la suerte. Con la muleta ejecutó una faena vibrante en la cual sobresalieron las tandas de largos y bien ligados derechazos, siendo aclamado por un público partidario del espada nacional. La estocada recibiendo fue colosal , lo que contribuyó a que se le otorgara un doble trofeo, que paseó después de que al toro se le diera una póstuma vuelta al ruedo. No pudo repetir el triunfo con el deslucido y descastado astado, al que  toreó con oficio. Fue ovacionado al rematarlo.

Perera le cortó una oreja al tercer ejemplar, un animal manejable pero con la fuerza justa. Lo lidió con inteligencia y maestría, haciendo un toreo clásico, sosegado y artístico, sin hacer alardes para impresionar a la galería. Le ejecutó muletazos de calidad en unas series cortas para cuidar al animal, y al cobrar una efectiva estocada, el trofeo fue suyo. Con el deslucido y complicado sexto animal, el maestro extremeño con voluntad y templanza tuvo momentos lucidos, pero sin poder redondear faena. Lo mató, como a su primero, de una buena estocada, y fue silenciado.

Quinta de feria

En la quinta y penúltima corrida del ciclo los dos diestros españoles Miguel Angel Perera e Iván Fandiño, que hicieron doblete en la feria, se despidieron de Cañaveralejo. El primer espada lo hizo cortando tres apéndices, uno al segundo toro y dos al cuarto, y saliendo a hombros por la puerta del Señor de los Cristales, y el segundo diestro se fue sin triunfar, aunque sí lo había hecho en el segundo festejo de la feria. Esa tarde se doctoró el torero antioqueño Luis Miguel Castrillón, cortándole una oreja al toro último. Se lidió  un manejable y buen encierro de Ernesto González Caicedo, del cual el noble y bravo cuarto ejemplar fue premiado con una vuelta al ruedo. Lástima que, a pesar del gran cartel, la plaza solo se cubrió a medias, por lo que los aficionados ausentes se perdieron de ver la excepcional faena de Perera, la que la crítica ha considerado ser la mejor de la feria.

De esta manera se evaluó la gran actuación del diestro extremeño en Mundotoro.com:

El toricantano Luis Miguel Castrillón, luego de recibir los trastos de manos de Perera, brindó el manejable toro de su alternativa a su apoderado, el matador de toros retirado José Antonio Campuzano. Lo toreó asentado y con naturalidad sin mostrar el nerviosismo común en muchos nuevos espadas, y al rematar al animal de una buena estocada, fue aplaudido. El trofeo lo obtuvo  con el bravo animal que cerró el festejo, al que lo recibió con el capote con elegantes verónicas, para luego hacerle un bonito quite por chicuelinas. Con la muleta le completó una bien lograda faena, compuesta por tandas de naturales y derechazos, y complementada por unos adornos y unas ajustadas manoletinas. Mató de una estocada tendida y fue premiado con una oreja. Buena manera de debutar como matador.

Iván Fandiño estropeó dos lucidas actuaciones, especialmente la buena faena al tercer astado, al fallar con los aceros. Se quitó de en medio al primero de su lote de dos pinchazos y dos descabellos, y a su segundo de cinco pinchazos y estocada, tras un aviso. No obstante fue ovacionado por su buen hacer con capote y muleta en ambos toros. Fandiño fue cogido espectacularmente por el complicado quinto astado, dejándolo  semiinconsciente en el ruedo. Después de completar su actuación pasó a la enfermería para ser examinado, en donde no se le diagnosticó nada serio

Sexta y última de feria.

El ciclo ferial terminó el último día del año 2013 con una corrida en la cual  actuaron los diestros colombianos Paco Perlaza, Luís Bolívar y Ricardo Rivera, que se enfrentaron a un encierro de desigual comportamiento de la  ganadería de Guachicono, cuyos ejemplares fueron los toros más serios y bien armados lidiados en la feria, y con varios ejemplares teniendo dificultades y peligro. Era una corrida en que los tres diestros se jugaron el pellejo para, con voluntad y valor, satisfacer al paisanaje. Esa tarde Bolívar y Rivera con mucha valentía y esfuerzo dijeron adiós a la feria cortando una oreja, mientras que Perlaza, con el peor lote, no obtuvo ningún apéndice, teniéndose que conformar con irse de la plaza con el doble trofeo obtenido en su actuación anterior. Al igual que en el  penúltimo festejo con las dos figuras españolas, el cartel con los tres mejores toreros colombianos del momento tampoco consiguió que la plaza tuviera una buena entrada, ya que solo se cubrió en la mitad del aforo.

Ricardo Rivera fue el primero en puntuar, al cortarle una oreja al tercer toro, el más potable del difícil encierro. El joven espada lo lidió, por un lado como si fuera un maestro con experiencia, al torear con un buen sentido de la lidia, y al mismo tiempo con el entusiasmo y entrega de un torero que quiere abrirse paso. La faena fue la mejor de la tarde, en la que resaltaron series de pases ejecutados con templanza, lentitud y mando y, al rematar lo bien hecho con un mortífero espadazo, la concesión del trofeo fue un hecho. Las condiciones del último astado lidiado en la feria no le permitieron redondear la tarde, pero sí dejar un sabor de buen torero en la plaza. El público lo aplaudió con fuerza.

Bolívar tuvo que esperar hasta lidiar al quinto toro para no irse de vacío. El astado no era fácil pero, con mucha determinación, el colombiano le ejecutó una buena faena derechista. Hubo temple y mando en varias series de pases, y al finalizar la faena con una efectiva estocada, de nuevo como en su primera tarde cortó un trofeo. Con el manso y complicado segundo toro, que embestía a arreones, no tuvo manera de lucirse, bastante hizo con estar decidido. Fue arrollado al intentar con el capote redondear un quite.

Perlaza con el lote más complicado y peligroso tuvo que basarse en el valor y la técnica para eficazmente lidiar a sus toros. No hubo oportunidades para un gran lucimiento. Sus paisanos compensaron sus esfuerzos con aplausos, al espada deshacerse de sus toros.

Finalmente, con el público teniendo la experiencia de apreciar lo que son las dificultades de lidiar un encierro duro, se cerró una feria en la que los resultados artísticos han sido sobresalientes, pero ha sido menos que regular la asistencia a la plaza.

Premios

Al completarse la Feria del Señor de los Cristales 2013 el jurado de la empresa de la Plaza de Toros de Cali, que concede los premios oficiales, dio a conocer los recipientes de estos premios:

Premio “Señor de los Cristales” al máximo triunfador de la feria: a Miguel Ángel Perera, quien cortó cuatro orejas, ejecutó la mejor faena y salió en hombros en la segunda corrida en que actuó;

Premio "Mejor Labor en Conjunto": al diestro David Fandila “El Fandi" por su distinguida actuación en todas las suertes;

Premio "Mejor Subalterno": al banderillero Ricardo Santana;

Premio “Mejor Encierro”:  a la ganadería de Ernesto Gonzalez Caicedo, lidiada el 30 de diciembre; y

Premio “Mejor Toro”: al astado "Mago”,  de la Ganadería Fuentelapeña, lidiado el día 29 de diciembre por el matador Paco Perlaza.

 

*Fotos archivo y cuadros por Pedro Escacena

Volver a PERSPECTIVAS

.